Soy un ser humano de cuarenta y seis años de edad con el sistema nervioso en condiciones aceptables. De niño me gustaban las novelas de aventuras y las historietas. Más tarde, en la universidad, me junté con malas influencias que reforzaron esa desviación de mi carácter. Publiqué algunos cómics, dos novelas (contando la que presento en esta web), cuentos para niños, un puñadito de cuentos para adultos y alguna cosa más. Ojo, también tuve algunos trabajos de verdad que no vienen al caso. A pesar de todo lo anterior, pude formar una familia con la que vivo actualmente, en un pequeño pueblo con nombre de santa, lleno de mastodónticos hoteles vacíos en primera línea de playa.